Entrevista con: Angélica Taboada

Nuestra entrevista del mes tiene un currículo impresionante así com también una pasión por la lectura y la escritura: es Profesora de Educación Especial en Dificultades de Aprendizaje. Magister en Lectura y Escritura. Docente de Pregrado y Postgrado de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Instituto Pedagógico de Caracas. Investigadora en el campo de la Dificultades de Aprendizaje y en Promoción de la Lectura y la Escritura.

Sin más preámbulos les dejamos con Angélica Taboada:

1.- En diversos escenarios se hace alusión sobre la importancia de la lectura para todo ser humano.  Ahora bien, usted nos pudiera  decir ¿por qué es importante leer?

La importancia de leer se puede ubicar desde diferentes perspectivas de acuerdo con las definiciones que diferentes autores le pueden dar.
Cassany, Luna y Sanz en 1994 expresan una de las definiciones más clásicas de lectura, la ven como un acto de comprensión, interpretación y construcción de un significado. Por otro lado Fraca 2011 la explica como un proceso psico-sociolingüístico donde vemos la integración de muchas funciones y de cómo cada una de ellas nos puede transformar como lectores. Encontramos además la propuesta de Serrano 2004, quien expresa que la lectura es una experiencia de vida que nos hacer reconocernos y vernos como verdaderos lectores de acuerdo con nuestra realidad.
En cada una de estas definiciones podemos encontrar señales de la importancia de la lectura, la misma nos ayuda en los procesos de decodificación y comprensión, es un medio de comunicación eficaz y más ahora que tenemos tantas redes sociales y espacios escritos que nos permiten hablar con personas cercanas y lejanas. Es importante porque por medio de ella podemos desarrollar habilidades psicológicas, sociales y lingüísticas, pero, considero que lo más importante es lo que para cada lector signifique leer, la experiencia que implica esa actividad ese momento que compartimos con el libro y cómo nos transforma y nos hace entrar a diferentes mundos y diferentes realidades.
Definitivamente leer es importante porque nos hace crecer, conocer, aprender, compartir, nos transforma y nos hace vivir diferentes experiencias

2.- ¿Cual es la mejor técnica para enseñar a leer?

Si nos referimos a teorías o modelos de enseñanza de la lectura encontramos los ascendentes (que van de la unidad mínima a la totalidad del texto) o los descendentes (que comienzan con la lectura de los textos para que poco a poco vayan tomando conciencia de las letras). Realmente no considero que un modelo sea mejor que el otro, lo importante es que se consideren las concepciones previas de los niños, sus necesidades, inquietudes, contexto donde se desenvuelven… en fin son las características de los estudiantes las que nos van a decir cuál es la forma más adecuada para que aprendan a leer.
Es necesario resaltar que los niños llegan con conciencia previa de lo que es el acto de leer, el solo hecho que tome un libro, pase las páginas, señale con el dedo las palabras o invente una historia, ya nos está dando muchas señales de cómo podemos comenzar el proceso. Lo más importante es que se respete su espacio y su ritmo.

3.- ¿Existe un determinado tiempo y/o un lugar destinado para leer?

No, el lector es quien debe elegir cuándo y dónde va a hacerlo. Recuerdo que durante mi trabajo de maestría entrevisté a varios estudiantes y les hacia esta pregunta directamente, muchos me respondieron que leían en el autobús camino a sus casas porque era el único momento que tenían disponible, aquí vemos que a veces no es donde y cuando queremos sino donde y cuando podemos.
De igual forma vemos personas leyendo en consultorios, cafés, salas de espera, aviones, trenes y otros sitios… en fin cualquier lugar y momento son buenos para leer, de acuerdo con las necesidades y circunstancias de cada lector, siempre un libro es un buen acompañante.

4.- ¿Qué libro nos recomendaría para iniciar al niño en la lectura?

En el mercado encontramos una gran variedad de literatura para que iniciemos a nuestros niños en el maravilloso mundo de la lectura, podemos toparnos con libros de tela y de plástico que pueden ser manipulados fácilmente por los bebés, están cargados de imágenes que los estimulan por las combinaciones de colores.
Tenemos además los libro-álbum que actualmente están teniendo un auge muy importante, estos además de ser llamativos porque predomina la imagen sobre el texto, nos permiten ver como los niños generan sus propias opiniones de cada una de las secuencias de acuerdo con sus experiencias de vida y hasta crean historias paralelas en función de lo que observan.
Con todo esto, me refiero a que no hay un solo libro para iniciar a los niños en la lectura, existen muchos y de acuerdo con los intereses de ellos debemos ir adaptando los textos que se le van a presentar tanto en el hogar como en el aula.

5.- ¿La literatura infantil puede contribuir con la formación de lectores?

Por supuesto que sí, con la literatura infantil se ganan muchos lectores incluso jóvenes y adultos. Nos brinda mundos reales e imaginarios que nos ayudan a centrarnos o a escaparnos de acuerdo con lo que necesitemos en ese momento.
Nos impulsan además a explorar nuevas lecturas o diferentes tipos de texto, nunca es tarde para generar experiencias gratificantes de lectura y la literatura infantil nos permite llegar a quienes no se han conectado de manera afectiva con la primera, bien sea porque nos recuerda momentos de nuestra niñez o porque estamos es esa etapa de exploración.
Lo importante es que se haga como una experiencia gratificante y que nos llene la vida, no como algo que sea un requisito porque de otra forma lo verán así para siempre.

6.- ¿Qué recomendaciones le brindaría a los docentes para promover la lectura y la escritura en el aula?

Lo primero y lo más importante es que el docente debe ser lector, si él no se siente identificado, inspirado y gratificado con la lectura, muy difícilmente podrá ser promotor en su aula.
Por otro lado, es necesario que conozca los intereses que poseen sus estudiantes, ya que no podemos obligarlos a leer lo que nos guste a nosotros, debemos tener una variedad de textos en el aula que permitan a los niños escoger lo que ellos quieran.
Realizar actividades en las que se evite ver la lectura como un castigo o imposición, como dije anteriormente, no hay un espacio y un tiempo para leer, si el niño quiere pasar la hora del recreo leyendo o al finalizar una actividad académica, pues se le debe permitir. De esta forma se puede despertar también el interés en el resto de los alumnos.
Es necesario que el docente esté actualizado y acorde con los gustos de los estudiantes, en especial en el bachillerato o la universidad, debemos saber qué están leyendo para poder comentar con ellos y orientarlos en los momentos que sean necesarios, sin coartar su criterio u opinión.
Debemos tener los libros en sitios accesibles a los estudiantes, en las bibliotecas los textos se encuentran bajo llave para que se conserven por un largo tiempo, debemos ver a los libros como ese muñeco al que le damos vida, él necesita ser tocado, leído, manipulado, querido así es como ellos disfrutan su existencia.
Pudiera extenderme y dar miles de estrategias o de recomendaciones para promocionar la lectura, pero cuando un docente es lector todo surge solo por eso me apoyo en que lo más importante es que él sea un lector y amante de la lectura, ya solo con eso atraigo a los niños como abejas a la miel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s