Entrevista con: Mercedes Guanchez

La Profesora Mercedes Guanchez tiene un asombroso currículo y una hermosa experiencia dentro del mundo de la lectura por lo que quisimos hacerle unas preguntas sobre este tema:

¿Qué es la promoción  de lectura? Qué significa?

Esta pregunta es muy compleja y no tiene, por supuesto, una única respuesta. Promoción de lectura está asociada a muchas cosas. La primera de ellas es a un lector. Y cuando digo lector, la asociación inmediata, en consecuencia, es el libro. Todo ello  amalgamado con un toque de pasión. De modo que promoción sería algo así como una forma de persuasión o  seducción apasionada que hacen algunos lectores  hacia otras personas sobre un libro con la idea de compartir sus afectos y satisfacciones de lectura. El significado de la promoción es lograr sensibilizar…. entusiasmar a otros, invitar.

¿Promoción y animación? La misma cosa?

Yo diría que son parientes. O más bien que son como una especie de morochos, que no gemelos. Ambas se encuentran porque su esencia es el libro y la lectura. Pero cada una tiene su forma de llegar a los lectores. Son dos caminos para llegar a una misma meta. Algunas veces esos caminos pueden cruzarse. Una Feria de libros es una actividad de promoción, sin duda. Y algunas actividades que se hacen  dentro de la feria se acercan a la animación, especialmente las dedicadas a  los neo lectores o primeros lectores. Cada vez que se lee un libro y se comparte es una forma de promoción; por ejemplo un encuentro con el autor. Cuando unos niños dramatizan  o simulan la historia de un libro se está ante una forma de animación. También lo es una buena lectura en voz alta con todos sus énfasis.  Particularmente, los docentes hacemos las dos cosas cuando recomendamos algún libro, y el lugar de encuentro siempre será el libro y su lectura.

¿Qué políticas entrarían en la escuela para  mejorar la lectura y la escritura?

Vaya! Ojalá pudiera implementar alguna. En principio, el maestro. El maestro debe ser un lector experimentado. Un lector adulto que brinde apoyo a sus estudiantes en esto de leer y formar futuros lectores. Maestro que no lea, y que no lea a sus estudiantes, deja su cargo! (me pidieron que implementara políticas… jajajaja). Conversar. Conversar sobre lo que leemos y expresar las emociones que nos hace sentir una lectura ayudaría mucho a fortalecer la expresión oral, en principio, y escrita. En las escuelas los docentes pretenden tener silenciados a los estudiantes copiando cosas. No los enseñan a pensar, dar opiniones o argumentar. Con eso adelantaríamos mucho.

¿Qué opina del docente?

Uy! Seguro que puedo decir lo que pienso? Jajajaja. Bien. Intentaré resumir mi opinión de esta manera. NO se HACE lo SUFICIENTE. Algunos docentes están conscientes de su responsabilidad y se preparan. La mayoría (debo decirlo, lamentablemente) están  secos  por la rutina o el cansancio. Otros tantos por la indiferencia y sólo se quejan de los estudiantes como si ellos no tuvieran responsabilidad sobre sus alumnos. El docente de hoy debe ser un buen lector (de todo). Estar  informado. Manejar con propiedad el lenguaje. Tener gran habilidad lingüística. Nuestros docentes deben tener un gran compromiso pedagógico para formar un ser humano que pueda comunicarse con los demás. Los niños necesitan LIBROS, BUENOS LIBROS. Especialmente para el mundo de hoy, es necesario formar su humanidad, su espíritu. La literatura haría grandes cosas si la llevamos a la escuela desde muy temprana edad. Si el docente reúne esas condiciones, seguramente sabrá explotar  adecuadamente las habilidades de lectura y escritura de sus chicos.

¿Está preparada la escuela para los retos?

Dios! Seguimos con preguntas muy difíciles!.

Si me preguntas, para una respuesta corta y rápida diría, NO.

Sin embargo, hay que admitir que ciertos organismos e instituciones (públicas y privadas) hacen un gran esfuerzo por preparar las condiciones para que así sea. Falta mucho por hacer. El camino es largo. Las escuelas deberían ser centros de promoción a la lectura y escritura por naturaleza. Ser el lugar “natural” donde se formen lectores y escritores. Pero no es así. Estamos a mucha distancia de eso. Es una utopía? Quizás… Pero eso nos mantiene caminando. Si no creyéramos que es posible, los educadores y promotores de lectura  ya habríamos desaparecido… muertos de tristeza.  La promoción no se decreta. Se trata de una experiencia, de una vivencia (quizás, hasta de un estilo de vida). También se trata de estar convencidos para poder convencer.

Particularmente creo que la escuela como institución debe revisar sus verdaderos motivos: La institución toda tiene que tener una idea común y compartida sobre la lectura y la escritura y su promoción. Las escuelas (los docentes) deben saber qué quieren y hacia dónde van en ese sentido. Quejarse menos, y…. Leer más!

¿Qué les recomienda a los docentes?

Obvio: Leer

Preocuparse por los gustos de los niños

Leerles a sus chicos  todos los días

Escuchar  lo que tienen que decir

Permitirles elegir   

A continuación te dejemos una breve descripción de la experiencia de la Profesora entrevistada por la compañera Diana Nivia

Mercedes Guanchez

Jefe del Área de Castellano y  Literatura del Departamento de Prácticas Docentes del  IPC- UPEL.

Profesora de Didáctica de la Lengua y la Literatura

Posgrado en Literatura Latinoamericana

Pregrado en Lengua Materna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s